MENU

Los músculos estabilizadores primarios de la escápula

musculos primarios escapula

 

La escápula es un hueso triangular y plano que se encuentra en la parte posterior y superior del tórax, concretamente entre los segmentos D2-D3 por encima, y D7-D8 por debajo. Se encuentra a una distancia aproximada de 2 a 3 dedos con respecto de las apófisis espinosas de las vértebras dorsales. Se articula con el húmero y con la clavícula formando parte de lo que conocemos con el nombre de cintura escapular.

 

Cuando los instructores del método Pilates impartimos una clase, muy a menudo usamos durante el entrenamiento esta indicación: estabilizar la escápula. Pero detengámonos un momento en dicha indicación y reflexionemos. ¿Cuáles son los músculos estabilizadores primarios de la escápula?

 

Conocer la correcta respuesta a esta pregunta es algo extremadamente importante. Primero porque constituye un elemento esencial correspondiente al cuarto principio básico del método Stott Pilates. Para los que no lo conocéis es el principio básico que trata la correcta estabilización y movilización de la cintura escapular.

 

Y segundo, porque es una musculatura muy importante para mantener y/o restablecer una correcta posición de la escápula. Además es necesaria para que exista un correcto movimiento de múltiples e importantes articulaciones, como son la articulación escapulo-humeral, (que permitirá un correcto y eficiente movimiento de los miembros superiores), o las columnas cervical, torácica e incluso lumbar.

 

Para responder correctamente a la pregunta que nos hacíamos al principio del post, debemos tener claro qué significa el concepto de estabilizador primario. Conocerlos y saber diferenciarlos de los secundarios, ya que existen múltiples músculos relacionados con la escápula y la cintura escapular.

 

Se llaman estabilizadores secundarios a aquellos músculos que en ocasiones, y cuando una situación concreta lo requiere, colaboran para la estabilización de la escápula, (por ejemplo, músculos como el elevador de la escápula o el dorsal ancho).

 

En ocasiones esto músculos sobreactúan cuando los estabilizadores primarios no realizan correctamente su función (por debilidad o inhibición), lo cual suele suceder con notable frecuencia, y por tanto será uno de nuestros principales objetivos de entrenamiento.

 

Una vez aclarados los conceptos, vamos a enumerar ya los estabilizadores primarios, es decir, aquellos que constantemente deberían trabajar para mantener una correcta posición de la escápula. ¿Quieres una pista? Pues son 4:

 

–          El serrato anterior

–          el trapecio medio

–          el trapecio inferior

–          y los romboides

 

Así que a partir de ahora… a trabajarlos con todos aquellos múltiples ejercicios que te proporciona el método Pilates y cualquiera de sus máquinas y accesorios!

 

 

¿Te ha gustado esta información?

Suscríbete a nuestro newsletter si quieres recibir información periódica sobre consejos, ejercicios, pautas de entrenamiento...

* obligatorio

Consulta nuestro calendario formativo 2017Cursos 2017